Desde noviembre de 2008, las eléctricas emiten una factura mensual, pero siguen leyendo los contadores cada dos meses. Esto provoca que la mitad de los recibos no recojan el consumo real, sino una estimación que se compensa en la siguiente facturación.

Por ello, es posible que tu última factura con lectura real incluya energía consumida a finales del año pasado que no se computó en el anterior recibo y que ahora te cobran aplicando las nuevas tarifas, más caras, vigentes desde enero.

Con este simulador puedes comprobar si te han cobrado de más y qué cantidad debes reclamar que te devuelvan.

Comprobar tu factura