Diego Goldberg empezó con el experimento, La linea del Tiempo, en el año 1976, cada 21 de junio se tomaba una foto junto a su familia para ver reflejado el paso del tiempo en sus rostros.
Puedes verlos aquí