Este juego es muy adictivo, consta de tres niveles, el primero y el segundo se puede pasar bien, pero el tercero es más difícil y mas si te tiembla el pulso. El juego consiste en ir por una especie de carretera sin salirse de ella, moviéndose con el ratón, si te sales vuelves a empezar, merece la pena el llegar al final, la música de fondo merece la pena oírla, subid el volumen.