• Sunam es la prometida de su primo Nieem, tiene 3 años y no todavía no ha aprendido a hablar del todo, su primo tiene 7 años.
  • Los menores se casarán cuando ella cumpla los 14 o 15 años de edad.
  • El matrimonio entre familiares es una práctica muy asentada en Afganistán.
  • La madre del menor asegura que si de mayores los jóvenes no se gustan podrán romper el acuerdo familiar.

Ambos celebraron el compromiso para casarse en cuanto Sunam cumpla 14 o 15 años.

No se trata de un evento excepcional ya que, a pesar de los esfuerzos de las organizaciones de derechos humanos, los matrimonios concertados siguen siendo una práctica habitual en Afganistán y, según datos de Unicef, al menos el 16% de los niños se casa sin haber cumplido los 15 años y aproximadamente el 43% de las bodas se celebra entre menores.

Yo alucino que estas cosas sigan pasando en el siglo en que vivimos

Vía/20minutos.es