Un inmigrante rumano se quema a lo bonzo ante la subdelegación del Gobierno en Castellón para protestar por la situación económica de su familia.

La mujer del quemado ha explicado a los medios de comunicación presentes que su marido, su hija y su nieto habían venido a España para trabajar y habían sido estafados tanto en el trabajo como en la casa en la que supuestamente iban a vivir.

"Ante la desesperación", dijo la mujer, su marido se prendió fuego.

¿Que medidas se pueden tomar para terminar con toda la mafia que existe alrededor del mundo de la inmigración?