Nadal es, de nuevo, Campeón de Roland Garros, convirtiéndose, además, en el primer jugador en ganar en tres ocasiones consecutivas el torneo desde que ya lo hiciese Björn Borg en 1980