antes

después

¿A quien no le ha pasado que, estando invitado a la boda de un amigo, te hacen una foto de recuerdo con los novios y aparece el gracioso de turno por detrás y la fastidia?
Bien, pues gracias a este sencillo proceso podremos eliminar a ese graciosillo para siempre y dejar la foto como tendría que estar.
Se trata de utilizar la harramienta Tampón cuya misión principal es sustituir los pixel de una zona por los marcados anteriormente en otra.

Para nuestro ejemplo utilizaremos la fotografía, en ella, podemos ver como los pies de otra persona nos la estropean. Para eliminarlos, escojemos la herramienta Tampón, pulsamos la tecla Alt y luego pinchamos sobre una zona del cesped próxima a ellos.

Desde ahora, si pulsamos con el tampón sobre los pies, estos se "borrarán" siendo sustiutidos por pixels de la zona donde antes habiamos pinchado, en la cual aparace una cruz indicando qué es lo que se está copiando y que se va moviendo perpendicular al tampón.

Por supuesto, el tamaño del pincel que tengamos elegido influirá en el tamaño de la zona copiada. Por eso debemos escojer el más adecuado para cada zona. Así mismo, podemos levantar el dedo del ratón tantas veces como queramos o desplazar la zona a copiar repitiendo la operación incial.

El resultado final se puede apreciar en la foto del "después", vemos como los pies de la parte derecha de la foto del "antes" han desaparecido

Vía/publispain