Los científicos creen que la postura en la que duerme una persona dice mucho sobre el tipo de personalidad, comportamiento y hábitos que tenemos cada uno. El profesor Chris Idzikowski, quien es director del centro de valoración del sueño del Reino Unido hace énfasis en las siguientes posturas, ya que según sus estudios, cada una revela información sobre cada persona:
*Posición Fetal: Por lo general son tímidos cuando conocen a alguien por primera vez pero pronto se les pasa. Esta es la posición más común (41%) de los 1,000 voluntarios que participaron en el estudio.

*Tronco: Estas personas son muy sociables, tienen buenas relaciones personales y les gusta pertenecer a uno o varios grupos. Podrían llegar a ser incrédulos.

*Con los brazos extendidos: Las personas que duermen en esta posición por lo general tienden a ser suspicaces y sínicas. No son tan rápidos para procesar mentalmente pero una vez que toman una decisión, difícilmente la cambian.

*Posición del ‘soldado’: Generalmente este tipo de personas son calladas y reservadas y no les gusta mucho el alborote. Es común que se fijen estándares altos para ellos mismos y para otras personas.

*Posición de caída libre: Regularmente son sociables y en ocasiones arrogantes, aunque por debajo son más blandos de lo que parecen. Pueden ser muy nerviosos y no les gustan las situaciones extremas.

*Posición de estrella de mar: La mayoría de las veces, este tipo de personas tienen buenos amigos ya que siempre están dispuestos a escuchar a los demás. Ofrecen ayuda cuando alguien más lo necesita y por lo general no les gusta ser el centro de atención.

Es curioso todo lo que se puede saber con tan sólo una postura.


Vía/Bitperbit