Gizmoz, es una de esas aplicaciones que no se pueden usar una sola vez.
En ella podéis elegir un personaje y un fondo, después empezáis a hablar por el micrófono mientras el personaje abre la boca como si estuviera mandando un mensaje.
El resultado final puede ser un muy divertido vídeo-mensaje que podréis compartir con el resto del mundo.
Ejemplo: