1. Abrimos la imagen en la que queremos hacer invisible algo (personas, objetos, etc, cualquier elemento sirve para hacer desaparecer)
2. El objetivo en nuestra imagen es eliminar a la persona excepto sus ropas, utensilios y calzados. Posteriormente, y para dar realismo a la imagen final restauraremos el fondo que dejarán los huecos, dejar la sombra para dar más espectacularidad a la imagen y daremos forma tridimensional a las prendas que supuestamente están en el aire vacías. Comenzamos por crear un duplicado de la capa (como medida de seguridad y para trabajar sobre ésta y no en la capa original que puede valernos después)

3. Ocultamos la capa de fondo y sobre la duplicada podemos proceder de dos modos: uno, iremos borrando a la persona para luego i r rellenando sus huecos con los fondos que sean necesarios o dos, con la herramienta tampón (o la que te manejes mejor: dedo, aerográfo... o una combinación de varias herramientas según las necesidades -que es la opción que hemos utilizado nosotros-) iremos reconstruyendo el fondo sobre las partes que han de desaparecer, quedándonos, en ambos casos, con algo así:

4. Lo siguiente que debemos hacer es -con las herramientas Pluma y de selección fundamentalmente- ir dibujando aquellas partes que faltan en la imagen -en nuestro ejemplo: tirantes de la camiseta, camiseta oculta por el muslo del atleta, partes del calzón- e irlas pintando con sus fondos.

5. Por último procedemos a su acabado matizando detalles: arrugas, sombras luces, bordes, líneas, etc que harán que la imagen se realce y parezca auténtica.